As Your Student Prepares for Senior Life (Spanish)

Estimados padres y familias de la promoción de 2020:

Espero que hayan tenido un buen verano y que hayan tenido la oportunidad de pasar un tiempo con el estudiante de su familia entre todas sus otras actividades. La llegada del último año se presenta repentinamente para muchas familias: el tiempo pasa tan rápido en estos años ocupados de tanto cambio y crecimiento. Hoy les escribo con algunas reflexiones mientras los estudiantes pasan a este último año en Williams. Espero que puedan serles de ayuda.

El último año es una mezcla complicada de presente y futuro para la mayoría de los estudiantes. Tienden a tener sus ojos en el horizonte, considerando y planificando sus próximos pasos después de la universidad. Uno de los malentendidos más comunes que tienen los estudiantes de último año es que primero deben averiguar qué quieren hacer con el resto de sus vidas y luego elegir un trabajo o un programa de posgrado en consecuencia. Si bien es cierto que las pasiones de algunos estudiantes son tan claras que su primer paso después de la universidad es el campo exacto en el que finalmente pasarán toda su carrera, la vida profesional de la mayoría de nuestros graduados sigue un camino más sinuoso. También es bueno recordar que los estudiantes con cada especialidad tienen una amplia gama de carreras. Los datos de las carreras de los exalumnos de Williams en relación con sus especialidades se representan claramente aquí, y se anima a los estudiantes a acudir a los exalumnos para conocer más sobre la vida que han formado después de Williams y obtener algunos consejos sobre los próximos pasos a seguir. Mi consejo general para los padres de los estudiantes de último año es que nunca es demasiado tarde para comenzar, y una conversación con un orientador vocacional es una excelente manera para que el estudiante inicie el proceso de toma de decisiones posterior a la graduación. Si el estudiante aún no ha tenido la oportunidad de reunirse con el amable personal del ’68 Center for Career Exploration (Centro para la exploración de carreras ’68), el semestre de otoño es el momento perfecto para programar una cita.

Si bien los estudiantes tienen sus ojos puestos en la vida después de Williams, a veces es fácil olvidar que todavía les espera pasar una cuarta parte de sus vidas en la comunidad de Williams. A menudo animo a los estudiantes de último año a reflexionar sobre sus esperanzas cuando comenzaron el primer año. ¿Querían tomar un curso de filosofía? ¿Aprender a hornear o bailar o andar en kayak o hablar otro idioma? ¿Hacer un amigo de otro continente? Puede animar al estudiante a que piense en lo que queda en su lista de esperanzas y que vuelva a comprometerse con las cosas que parecen más importantes. La ceremonia de Williams, el 7 de septiembre, ofrecerá a los estudiantes de último año la oportunidad de reflexionar juntos sobre estas preguntas, mientras escuchan a exalumnos que han hecho contribuciones particularmente notables a la sociedad. El discurso de la ceremonia del año pasado de Cheryl C. Robinson Joyner ’85, presidente de PARA Music Group, fue genial.

Académicamente, este año es en el que muchos estudiantes realizan trabajos independientes: leen fuentes originales, realizan experimentos y crean nuevos conocimientos. Ya sea que el estudiante prepare una tesis final o no, es probable que esté luchando con preguntas que nadie ha respondido antes a cabalidad. Este tipo de trabajo independiente es a la vez gratificante y desafiante. Muy probablemente se encontrarán hablando por teléfono con el estudiante de último año de su familia alentándolos a seguir adelante, tal vez casi tanto como lo hicieron en su primer año de universidad. Y, por supuesto, ya sea que se los agradezcan o no, se alegrarán mucho por ese apoyo.

Finalmente, una nota sobre la vida fuera del campus. Aproximadamente uno de cada cinco estudiantes de último año vive fuera del campus, en apartamentos que comparten con otros estudiantes. Casi todos los estudiantes de último año tienen amigos que viven fuera del campus y sus vidas sociales a menudo se centran allí. A los estudiantes que se mudan fuera del campus les comunicamos sobre sus derechos y responsabilidades como miembros de la comunidad de Williamstown, y a veces se sorprenden de lo diferente que es de la vida en el campus. Ya sea que el estudiante de último año de su familia viva o no fuera del campus, vale la pena hablar sobre estos temas con él o ella. (Después de todo, ¡en menos de un año estará fuera del campus para siempre!) Puede preguntarle si conoce los recursos que tiene disponibles a modo de asistencia en la ciudad si se encontrara en un evento fuera del campus y algo saliera mal. ¿Entiende las responsabilidades que tiene si es arrendatario, no solo por su propio comportamiento sino también por las acciones de sus invitados? ¿Ha pensado en lo que sería apropiado para comunicarse con los vecinos que pueden ser mayores o tener hijos pequeños? Estos pasos hacia la vida separada de la comunidad en un campus protegido son oportunidades valiosas para muchos estudiantes mientras se preparan para sus vidas después de la graduación. Realmente se beneficiarán de su orientación desde un principio.

Espero que algunos de estos pensamientos puedan ser útiles para ustedes y el estudiante de su familia este año. Como siempre, pueden encontrar más información y respuestas a preguntas frecuentes en families.williams.edu, o si no encuentran lo que necesitan allí, simplemente acudan a nosotros.

Les deseo un buen otoño y espero verlos en la graduación, donde será para mí un gran honor y un placer leer el nombre del estudiante de su familia mientras cruza el escenario.

Atentamente,

Marlene Sandstrom
Decana de la institución y profesora de psicología